Contexto Histórico

Compartir:

¿Que debemos entender por Wallmapu?

Wallmapu es la concepción ancestral de territorio del Pueblo Mapuche,
esta concepción de territorio no contempla las fronteras que hoy han sido fijadas por los Estados de Chile y Argentina y es de suma complejidad, pues no se corresponde con la forma Occidental de comprender el territorio. Existen muchas formas de subdividir el territorio Wallmapu, pero una que resulta útil para el propósito de la Caravana es la concepción de Puelmapu y Ngulumapu, entendiendo por la primera aquellos territorios que quedan localizados al Este de la cordillera de los Andes (Argentina) y por la segunda los que quedan al Oeste de la Cordillera de los Andes (Chile).

Puelmapu

Es importante recalcar que la demanda por restitución de territorios del Pueblo Mapuche tiene estrecha relación con la relevancia que la tierra tiene para dicho pueblo como elemento central de su cosmovisión y mundo espiritual.

Un poco de Historia.

Wallmapu es la concepción del territorio ancestral mapuche a ambos lados de la Cordillera de los Andes, hoy ocupado por los estados de Argentina y Chile.

Tras los procesos de independencia de la Corona Española, llevados adelante por criollos europeos que habitaban en los territorios del Sur de América Latina, se dio inicio a la conformación y consolidación de los hoy llamados Estados de Chile y Argentina. Para ello, los territorios que conformaban Wallmapu y que tras años de resistencia del Pueblo Mapuche habían sido reconocidos como autónomos, tal como lo evidencian una serie de Parlamentos y tratados, son tratados por los nacientes Estados como terrenos a ser incorporados con la finalidad de transformarlos en zonas productivas y útiles al fortalecimiento de una naciente economía capitalista.

En Ngulumapu, en el año 1861, se inicia el proceso de la mal llamada Pacificación de la Araucanía y en Puelmapu, en la inmensa Pampa que se adjudicó la República Argentina, en el año 1878, inicia la campaña de Conquista del Desierto. Ambos procesos que en cierto momento funcionaron de forma paralela significaron esfuerzos enormes de los Estados por eliminar o anular al Pueblo Mapuche, ya sea a través del genocidio o de los distintos mecanismos que les permitieran concretizar una asimilación de parte del Pueblo Mapuche de la cultura occidental.

Pero estos procesos no fueron los únicos llevados adelante por los Estados, si no que la persecución no ha cesado hasta la actualidad y el Pueblo Mapuche que ha logrado resistir desde el silencio, hace un par de años se encuentra en un proceso de revalorización de la cosmovisión y cultura propia, así como la recuperación de los territorios que les pertenecen por derecho ancestral.

¿Porque documentar la situación de Wallmapu?

La urgencia de proyectar hacia el resto de Latinoamérica y el mundo la situación que se vive hoy en Wallmapu así como su particular concepción del territorio ancestral y sus aspectos culturales, radica en el cerco informativo o en el silencio que guardan los medios de comunicación hegemónicos ante la situación del Pueblo Mapuche, así como el tratamiento mediático y/o superficial de la información de los procesos de lucha y resistencia.

Los Estados de Chile y Argentina, como cada uno de los gobiernos de turno que han existido a través del tiempo, han respondido a las demandas de autonomía del Pueblo Mapuche con militarización y represión. Esto se traduce en actos sistemáticos de violación hacia los derechos humanos, como lo son asesinatos de miembros y autoridades ancestrales, disparos de balas y gases lacrimógenos unilaterales, desde fuerzas de represión hacia comunidades en donde muchas veces resultan heridos niños y niñas, hay allanamientos y desalojos irregulares, golpizas, amedrentamientos y detenciones arbitrarias.

A lo anterior se agregan los prolongados encarcelamientos, producto de procesos irregulares a los que se ven enfrentados pu lamien (mujeres y hombres mapuche) de distintas comunidades, ya sean de Puell o Ngulumapu.

Por otra parte, grupos paramilitares y personas relacionadas con algunos propietarios de grandes fundos han amenazado, asesinado, secuestrado y torturado a personas vinculadas a las reivindicaciones mapuche y la protesta social.